Centros penitenciarios

Koontigo abre una nueva forma de establecer vías de comunicación entre los centros penitenciarios, las personas internadas y sus familiares.

Una aplicación descentralizada que puede facilitar información sobre el estado general del recluso, o cualquier otra información que el centro considere conveniente y necesario trasladar, dotando así de un mayor equilibrio afectivo y en general psicológico a las personas afectadas por una ruptura relacional.

Entre otras cosas este nuevo producto que revoluciona los servicios de este tipo de Centros, cubre las necesidades informativas de las familias de los reclusos y viceversa. En general, toda aquella iinformación que les ofrezca tranquilidad psicológica y que además les ofrece una información sobre el estado personal y el día a día de su familiar.

Podrá además trasladar información y datos a aquellas familias de grupos concretos de internos que pueden ser particularmente vulnerables en los centros de internamiento: personas que necesiten atención de servicios de salud mental; personas con discapacidades físicas; personas en edad avanzada; internos con enfermedades terminales, mujeres, etc… Es decir, esta herramienta podría llegar a facilitar información sobre cualquier tipo de situación personal de la población reclusa dentro del centro penitenciario.

Un país debe garantizar a población en régimen de reclusión de los derechos reconocidos en sus leyes y en la legislación internacional vigente a la que esté sometido; poniendo especial interés y haciendo hincapié en el cumplimiento de aquellos derechos que salvaguardan el bienestar y la integridad de estas personas y velar por la continuidad de las relaciones entre el interno y su entorno familiar.

La información y recomendaciones que estas instituciones puedan hacer llegar a las familias deben considerarse como acciones solidarias y de primera necesidad, dado la excepcionalidad de su vida.

Koontigo es la fórmula adecuada para estos centros

  • Porque es fundamental el mantenimiento de un contacto contacto regular y significativo con familiares y amigos que permita mantener vivas las vías de reinserción y sirva de canal de comunicación constante entre interno y familiares.
  • Prevención: Los centros penitenciarios ofrecen tratamiento psicológico y psiquiátrico y esta herramienta puedrá resultar útil para canalizar aquellas consideraciones que en estos ámbitos de ayuda y atención se consideren de carácter preventivo, con el ánimo de aportar ayuda y conocimiento de forma rápida y ágil a los familiares.
  • Dar otra imagen. Mejorar la apreciación que la sociedad, de forma general, tiene de estos centros y aportar acercando datos objetivos de buenos momentos y diferentes experiencias de la vida de los reclusos como por ejemplo: actividades creativas como participación en obras de teatro, en concursos de canto coral, participación (en ocasiones se ha dado) como figuración en películas de cine; actividad ocupacional, como talleres de manualidades, edición de libros; participación en proyectos de restauración medioambiental, etc, etc…
  • Salvar distancias: Cuando las visitas familiares sean difíciles debido a la lejanía del centro, las autoridades penitenciarias deberán permitir llamadas telefónicas adicionales. Con frecuencia los costos de las llamadas telefónicas pueden representar una barrera económica que dificulta a familiares y reclusos más desfavorecidos, mantener un contacto asiduo. Cuando los recursos lo permitan, el costo de las llamadas deberá ser cubierto por el Estado. A través de Koontigo y con la inmediatez que facilita internet, los reclusos podrán mantener conversaciones con la familia sin costes adicionales.
  • Con todo ello, se consigue que las personas recluídas estén emocionalmente más preparadas en el momento de alcanzar su nueva libertad, al no haber faltado el contacto directo con familiares y, en cierto modo, no se habrán quedado del todo rotos, los vínculos con su comunidad.

Información objetiva para las familias, alcanzando retos

  • Estado físico: aspecto físico, consideraciones particulares, etc.
  • Evolución del trabajo ocupación dentro del centro penitenciario: satisfacciones y ambiciones profesionales, iniciativas, proyectos, etc…
  • Estado anímico general: este factor requiere de la colaboración de un equipo profesional de médicos psicólogos y de trabajadores sociales (T.S). Se compone de un reconocimiento médico y otro psicológico o psiquiátrico, consiguiendo que los estudios sean coordinados.
  • Situación psicológica: algunos datos fundamentales serían: ¿ha tomado conciencia de sus problemas?, ¿da muestras de ser objetivo en sus juicios y apreciaciones?, ¿expresa sus sentimientos?
  • Grado de madurez: es preciso haber tenido tiempo para observar sus reacciones y el desarrollo de sus actitudes y aptitudes. Se pueden captar algunos datos significativos, como: realismo del cliente, calidad de sus relaciones afectivas, sentido de la responsabilidad, beneficios que ha obtenido de su experiencia…
  • Empleo del ocio: distracciones preferidas, compañía en las distracciones, lugar de diversión, cuándo suele divertirse, con qué, etc.
  • Vida en el patio: relaciones, sociabilidad…

 Solicitenos más información

Regresar a la página de los servicios